4. PROTECCIÓN DE LOS DATOS PERSONALES DE SUS HIJOS

proteccion de datos personales en colegios

Teniendo en cuenta que los datos personales de sus hijos pueden ser usados para fines ilegales (pornografía infantil, secuestros, extorsiones, bullying, abuso físico y/o sexual, hurtos entre otros) y que aquellos están limitados solo por la falta de imaginación de los criminales, es válido afirmar que la protección integral de nuestros hijos depende en gran medida de la protección que se ejerza sobre sus datos personales.
Pero entonces, ¿cómo se logra la protección de los datos personales de nuestros hijos por parte de centros educativos que de alguna u otra manera acceden a ellos?.  La ley sobre protección de datos personales en Colombia, sus reglamentos y la doctrina de la SIC son absolutamente claras al señalar que todo aquel que realice tratamiento sobre datos personales está obligado a acoger la normatividad referente a dichos datos y su tratamiento.

En otras palabras, quien de alguna manera almacene, use, circule, comparta, transfiera o ejecute cualquier actividad relacionada con los datos personales que mantiene en sus bases de datos debe tomar medidas efectivas que garanticen la eficiente gestión de los datos personales y su protección adecuada, garantizando la seguridad de los mismos: Esto se logra únicamente con la implementación de sistemas de gestión y seguridad de datos personales al interior de Los Centros educativos.
Dicho objetivo se consigue precisamente porque los mencionados sistemas, cuentan con protocolos que permiten administrar de manera correcta los datos personales, elevando los niveles de seguridad en su manejo; Colegios, escuelas de arte, escuelas de música, centros deportivos y demás entidades que realicen tratamiento sobre los datos personales de nuestros hijos podrán garantizar la protección de esos datos personales solamente en la medida en que cuenten con sistemas de gestión y seguridad de datos personales que garanticen su administración eficiente y protección adecuada.

DATOS PERSONALES EN LOS COLEGIOS

Los colegios desempeñan un papel clave en el desarrollo y progreso de la sociedad, no solo por su función docente y orientadora de los alumnos, sino porque se les exige total exactitud en la calidad de la información y gran nivel de seguridad en el tratamiento esta, y aunque estos centros de docencia están autorizados por la ley para el tratamiento de los datos en el ejercicio de la función educativa, están obligados a resguardarlos y protegerlos evitando en forma rigurosa tanto su acceso por personal no autorizado, como su divulgación sin el consentimiento de los titulares, en especial porque al menos el cincuenta por ciento de los datos manejados pertenecen a menores de edad, mientras que el resto corresponde a datos de individuos tales como los padres y acudientes, planta de empleados, listas de proveedores, etc. Además, la institución educativa deberá crear políticas de instrucción al cuerpo de alumnos de manera que se evite tanto que se tomen fotos o videos de otros alumnos o del personal dentro del centro escolar sin un previo consentimiento, como que se hagan circular éstas por las redes sociales. El propósito de este tipo de políticas al interior de los centros educativos es evitar que ocurran acosos psicológicos, físicos o sexuales, más aún cuando se pueden derivar de los diversos eventos y celebraciones que organiza cada centro educativo dentro de sus instalaciones.

El deber como padres consiste en vigilar que los datos personales de nuestros hijos estén debidamente administrados por parte de colegios y otras instituciones, es decir que existan protocolos para su adecuado manejo y que garanticen su protección, evitando que sean utilizados para hacerles daño a ellos o a nuestras familias; solo así podremos estar seguros de que los datos que entregamos al momento de hacer algo tan simple como la matrícula, estén no solo en las manos adecuadas sino que el riesgo de que caigan en manos criminales.

Producto de lo anterior, una serie de políticas internas, una correcta administración de datos personales en centros educativos y un conjunto de procesos instructivos se hacen verdaderamente necesarios, todo ello en virtud a que permiten minimizar los peligros a los que se expone un alumno menor de edad frente a intentos de fugas de información personal, contribuyendo a la mayor seguridad de un sistema más aún cuando los aplicativos de información de los colegios tienen un continuo contacto con redes de datos externas, y cuando los hackers y ciber delincuentes proliferan siempre en la búsqueda de oportunidades de robo de información que les permita su propio lucro.

Si usted no conoce todas las limitaciones de intercambio de información entre profesores y alumnos a través de los medios digitales, entonces la institución a la que usted pertenece este seguramente tiene carencias en el conocimiento y en la implementación de soluciones de protección de datos personales, y probablemente debería buscar asesoría externa que les permita conocer su situación actual y proyectar mejoras orientadas hacia el cumplimiento de las normatividades establecidas por la ley, contribuyendo a la seguridad de los datos como entidad, y evitando las sanciones económicas, que pueden llegar a los 1200 SMMLV, y administrativas que se derivan como consecuencia de fallos en los procesos de tratamiento y de protección de los datos personales en general.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *